Holycamille o el blogging urbano

0

holycamille grandeCamille Farrugia, más conocida bajo el nombre de HolyCamille, es una blogger francesa de moda callejera que ha convertido su sobrenombre en su marca personal y tiene una comunidad de cerca de cien mil seguidores. A sus 27 años se ha situado ya en la categoría de las “micro influencers”.

HolyCamille lleva “demasiado tiempo” en internet, según ella. Apasionada de los castillos, en 2014 creó su primer blog, “passion château” (Pasión por los castillos), dedicado a visitas a castillos e iglesias, hasta que un año más tarde abrió un segundo blog personal, el que la iba a  convertir en un personaje público: “HolyCamille”. En aquella plataforma, la blogger cuelga fotos de sus outfits (estilos de ropa) favoritos acompañadas de un texto en el que comenta lo que lleva puesto y cuenta novedades sobre su vida. Camille siempre tuvo un estilo particular, “híbrido”, como lo define ella, y muy pronto llamó la atención de varias marcas de ropa. “Estrené el blog de moda con la intención de contar con una plataforma suplementaria para las marcas con las que trabajaba”, declara. En 2016, Camille lanzó su colección de ropa ‘street’ efímera con la marca Joju. Los diseños están hechos tipo graffiti, arte urbano por excelencia y tipografía de la calle.

Camille es hiperactiva, una mujercita llena de energía y con mucho humor. También tiene un toque un poco masculino, que hace que sea especial. “A mí, lo que me gusta, es mostrar a la gente que el blogging no solo corresponde a chicas bobas a quienes les gusta el rosa, porque este cliché está bien anclado en nuestra sociedad”, explica la influencer. Y así es, Camille lleva brackets de hierro que expone orgullosamente como los raperos lo hacen con sus dientes de oro. Su forma de vestir es lo más streetwear que se puede encontrar y es una modelo de referencia para marcas que llevan el rollo callejero como Nike o Human With Attitude. “Me siento súper halagada por representar el streetwear y por trabajar con estas marcas, aunque no me percibo como una famosilla”, declara. Otra característica representativa de Camille es su sinceridad. Es muy directa. “Ahora tengo que cuidar mi imagen por temas de business pero si fuera por mí, llevaría unos pantalones de chándal con una camiseta corta y un par de sneakers cada día de mi vida!”, confiesa con un toque de gracia.

Camille es una gran coleccionista de sneakers. Por temas de espacio, tuvo que reducir su colección de 300 pares a unos 150 o menos. A Camille también le gusta la idea de vincular el streetwear con la junkfood o “comida basura”. En varias sesiones de fotos profesionales sale con una gorra al revés dando un mordisco a una hamburguesa o comiendo una pizza que rezuma aceite. “La junkfood es como la comida callejera, no te puedes comer un plato de salmón con espárragos en la calle”, explica la blogger.

En un futuro lejano, la influencer se ve llevando el mismo tipo de vestuario que hoy en día. “Tal vez con un twist un poco más “mamá” y ropa más “high fashion” tipo COS o APC”, explica. Y concluye con una confesión: “No me atraen mucho los diseñadores. Aunque no lo parezca, sé muy poco de moda”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here